Nuevo tutorial y nuevo post al respecto, aunque un poco especial! Ya habrás visto en la foto que voy disfrazada y es que este nudo de porteo, forma parte del disfraz que os presentaba en la entrada anterior sobre ideas de disfracez mamá bebé para Halloween que puedes leer aquí.

Centrandonos en el de hoy, la cruz envuelta, podría decirse que, es el nudo de porteo más conocido. Consiste en una capa horizontal que sujeta la bebé y dos tiras verticales que se cruzan bajo las piernas del bebé. Como pasa con otros nudos que llevan cruces, tener las tiras entrelazadas bajo las piernas del bebé, da a muchas familias seguridad.

Como verás en el video acontinuación, se necesita un fular relativamente largo para hacerla, La medida estandar, para hacer este nudo, suele ser de 4,7m de fular. Aunque esto puede variar según tu tamaño y el de tu bebé.

 

El fular

En el vídeo uso un fular semi-elástico. Estos fulares son de punto (como una camiseta) pero no tienen fibras sintéticas como elastán, por ejemplo, por lo que se estiran a lo ancho pero no a lo largo. También podría hacerse con un fular elástico o con uno rígido, de los que no se estiran en ninguna dirección (un poco en diagonal pero no de forma elástica). Cuanta más elasticidad, más tendrás que tensar para obtener un buen ajuste.

La postura del bebé

Como en el resto de portabebés y nudos, con la cruz envuelta delante también hay tres puntos imprescindibles para un porteo seguro.

CABEZA-ESPALDA-PELVIS

Un buen soporte en la zona de la nuca es imprescindible. Nos aseguraremos de que las vías respiratorias de bebé (nariz y boca) estén libres y visibles para la persona que portee. Del mismo modo la barbilla del bebé no deberá estar pegada a su pecho.

La espalda debería estar redondeada en forma de C mayúscula. Pongo mayúscula porque no debe ser como una bola, sino redondeada, precisamente para evitar que las vías respiratorias se cierren.

Por último, la pelvis debe de estar basculada en retroversión. Para que os hagáis una idea, el culito del bebé queda echado hacia fuera, las rodillas subidas (que no necesariamente muy abiertas) y lo que queda contra nuestro cuerpo es la zona del periné del bebé, no la barriga.

Específico de la cruz envuelta delante: Que las tiras verticales pasen sobre las rodillas ayuda a no abrir demasiado las piernas del bebé, ya que este nudo tiene tendencia a “aplastar” al bebé  contra nosotras y abrir las piernas mucho.

LA CRUZ ENVUELTA DELANTE, SOBRE EL PORTEADOR

Cuando hacemos nudos de porteo con fulares largo, es habitual que nos sobre fular como para darle dos bueltas a la cintura. Para evitar que el nudo rebote y no ejercer presión extra en nuestro suelo pélvico, lo recomendable es anudar a la espalda NADA MÁS TERMINAR EL NUDO (como se ve en el video). Con la tela que sobra podemos dar vueltas después, pero ya no estrangulará nuestro abdomen al caminar.

La cabeza del bebé deque quedar a la altura de un beso, pero su culito nunca por debajo de nuestro ombligo. Si sientes que tu bebé está muy alto, asegurate de que la pelvis está bien basculada y la espalda redondeada.

¿Te ha servido? Espero que estos trucos te ayuden a empezar aportear o a solucionar problemas que te estés encontrando. Como siempre, te recuerdo que estos tutoriales son indicaciones generales, por lo que si tienes dificultades a pesar de todo, siempre tienes la opción de una asesoría de porteo individual, ya sea online, o si vives cerca de Heidelberg, presencial.

 

Un abrazo y gracias por leerme,

 

Amaia.

 

 

Suscríbete al Boletín y recibe de regalo el MINI-CURSO: GUÍA PARA EMPEZAR A PORTEAR

¡Accede al MINI-CURSO y empieza a disfrutar del PORTEO desde ya!

Además recibe cada semana una nueva entrada del blog que te ayudará a progresar a medida que tu bebé crezca y sé la primera en enterarte de las ofertas y promociones de la web!

Consentimiento

¡Genial! Sólo te queda confirmar tu dirección para empezar a recibir el mini-curso: guía de porteo.

Pin It on Pinterest

Share This