Sí, has leído bien, hoy vengo a escribir sobre portear mal. Si leíste el post sobre mochilas no ergonómicas que escribí para el blog de Mejor en Brazos, en el que hablaba sobre mis inicios en el porteo, ya sabes un poco lo que opino de los mensajes alarmistas en el porteo y sobre señalar con el dedo a quien no lo hace según el ABC del porteo ergonómico. Y es que, aunque yo me dedique a hablar sobre cómo portear de forma correcta, la realidad es que nadie portea de forma correcta el 100% del tiempo, ni la más experimentada de las porteadoras.

Y no, no estoy diciendo que de igual cómo se portee, porque igual no da. Lo que quiero decir es que hay cosas innegociables y otras mejorables pero no catastróficas.

MIRADA DE ASESORA

Como asesora le doy mucha importancia a la postura del bebé y a cómo está posicionado sobre el adulto, pero siempre digo que (salvando las partes innegociables) no dejéis de portear porque no sea perfecto. Es importante que sepas qué podemos mejorar, pero también que no te bloquees y dejes de hacerlo porque no es exactamente como te lo explicaron (o viste en aquel vídeo) y tienes miedo a que sea malo para tu bebé.

Claro que hay una razón para portear correctamente, (te dejaba en link al post más arriba) porque sí, se trata de ir cómodas (bebé y portaedor/a) y de prevenir posibles lesiones, sobre todo en quien portea, pero no hay que perder el norte.

Desde mi punto de vista, la únicas cosas innegociables y que conllevan un riesgo real son, dejar las vías respiratorias libres y que el bebé no se caiga.

Asesoría de porteo en Alemania

Lo primero se evita dejando siempre nariz y boca del bebé a la vista del porteador y evitando que su barbilla toque su pecho (un buen ajuste es fundamental). Si escuchas que tu bebé hace ruidos (como ronquiditos) cuando está en el portabebés, vigila la posición de su cabeza, puede ser señal de las vías respiratorias no están del todo libres, y si no estás segura de si la postura es correcta, acude a una asesora en la que confíes.

Para lo del riesgo de caída hay que apelar al sentido común. (Es muy difícil que un bebé se caiga de un portabebés, pero siento la responsabilidad de dejar por escrito que hay que tener cuidado y vigilar ese aspecto).

PORTEO NO ALARMISTA

Todo lo demás, son aspectos a mejorar. A veces ni siquiera a mejorar porque la situación nos pide portear así. Se da cuando amamantamos en el portabebés por ejemplo. Este queda flojo y muy bajo, lo que no es recomendable en general pero necesario para amamantar.

A pesar de todo esto, considero que conocer la forma óptima de portear es necesario porque nos da recursos.

Si conocemos la meta, podremos saber hacia donde ir cuando nos surjan problemas. Por ejemplo, si nos empiezan a doler los hombros cuando porteamos y no sabemos cómo sería la forma ideal de hacerlo, no sabremos cómo solucionarlo.

Por eso, recomendaré siempre informarse bien a la hora de portear. Saber a qué deberíamos aspirar y después ir probando con calma. No creo que lo importante sea no hacerlo correctamente si no saber que no es “correcto”. Lo veo como cuando comes algo con mucho azúcar. Sabes que no es lo ideal y de hecho, no es la base de tu alimentación, pero a veces lo comes.

LA RESPONSABILIDAD DE QUIEN DA EJEMPLO

Donde sí me pongo tiquis-miquis es el la publicidad de porteo de las marcas de portabebés. Ahí sí que creo que deberían darle importancia a que en las fotos las posturas sean correctas, ya que son la primera referencia de uso que tienen muchas familias.

No son pocas las familias que acuden a mí tras no apañarse con las instrucciones del portabebés que han comprado. Las que me llaman (o llaman a otra asesora) terminan usando el portabebés, pero supongo que habrá otras muchas que no lo hacen y por lo tanto no tendrán una buena experiencia de compra y no harán publicidad de ella. Es decir, no solo afecta a las familias si no que también afecta a la propia marca y a la experiencia del usuario.

Por lo tanto, desde aquí mi recomendación a las marcas de portabebés: Aseguraos de que las instrucciones son claras y correctas. Prestad atención a que el portabebés esté bien colocado en las fotos. Y si fuera necesario, contratad a alguien que os ayude a revisar ese aspecto.

Porque igual las familias no van a portear a la perfección desde el minuto cero, pero si creen que el portabebés poco ajustado de la foto (uno de los casos más comunes) está bien colocado y lo usan así, cuando les empiece a molestad la espalda o las cervicales por el peso, pensarán que el producto no es bueno (o tan bueno) como les habían dicho y, muy probablemente, dejarán de usarlo.

LA INFORMACIÓN ES PODER

Así que, si estás empezando a portear o tienes la sensación de que no es tan cómodo/fácil/práctico como pensabas, infórmate pero no te estreses. Todo es parte de un proceso y terminarás pillándole el truco. Si no te apañas con las instrucciones, busca vídeos y/o una asesora.

Cuanto más experiencia se tiene en un tema, más claro se suele tener que nada es absoluto y que todo depende de muchos factores. Por lo mismo la información que encontramos en términos absolutos, en plan “esto no hay que hacerlo nunca” “lo otro hay que hacerlo siempre”, no suele ser muy realista. Tal vez te sirva de guía a la hora de discriminar la información que encuentres.

Es verdad que en un tutorial no se puede dar la información sobre todos los supuesto, por lo que están centrados en la forma correcta de hacerlo, es por eso que tener una buena base en porteo te puede ayudar a saber en un vídeo qué es importante y qué no lo es tanto.

Como siempre, si quieres información sobre porteo más ajustada a tus necesidades, tienes la opción de las asesorías de porteo online a tu disposición.

Y si tienes una marca de portabebés y quieres asegurarte de que las fotos que publicas y tus instrucciones contribuyen a una experiencia del usuario satisfactoria, puedes contactar conmigo para una revisión.

Gracias por leerme

Amaia

Suscríbete al Boletín y recibe de regalo el MINI-CURSO: GUÍA PARA EMPEZAR A PORTEAR

¡Accede al MINI-CURSO y empieza a disfrutar del PORTEO desde ya!

Además recibe cada semana una nueva entrada del blog que te ayudará a progresar a medida que tu bebé crezca y sé la primera en enterarte de las ofertas y promociones de la web!

Consentimiento

¡Genial! Sólo te queda confirmar tu dirección para empezar a recibir el mini-curso: guía de porteo.

Pin It on Pinterest

Share This